Canción grabada

PASAPORTE LATINOAMERICANO (Guadalupe García García y Angel -Cucco- Peña)

PASAPORTE LATINOAMERICANO (Letra: Guadalupe García García / Música: Angel – Cucco- Pena)

1992. ASI NACIO LA LETRA

Muchas personas me preguntan cómo surgen las canciones.  En el caso de PASAPORTE LATINOAMERICANO esta letra surgió de una asociación libre y caprichosa que hizo mi mente con el sonido de 1 palabra en otro idioma. ¿Cosa rara? Bueno, así es la creatividad.

Bienvenid@ a mi blog. Mi nombre es Guadalupe García García y soy letrista. 

Si tú también escribes canciones, o estás en el proceso de aprender, creo que disfrutarás de este artículo. Para obtener la letra de PASAPORTE LATINOAMERICANO con las anotaciones sobre las estrofas, la métrica de los versos y las rimas, presiona aquí para bajar el PDF.

Mis amistades saben que disfruto mucho de la música popular italiana y brasilera.  Los ritmos, arreglos y el sentimiento de las melodías de estas canciones son muy inspiradores,  y como no hablo ninguno de los 2 idiomas (sólo palabras sueltas) me mantengo ajena a lo que cuenta la letra, y así sólo me dejo invadir por lo que me transmite la música y la actitud del cantante.

Pues, bueno, a principios de los ’90 un querido amigo me prestó un cassette de un famoso cantante italiano llamado Pino Danielle. El título de la producción era Mascalzone Latino.

Mascalzone significa en español bribón o canalla.  Nada que ver con la palabra Pasaporte. Entonces, ¿cómo brinqué de Mascalzone Latino a la idea de PASAPORTE LATINOAMERICANO?  Mi mente, de manera libre y espontánea, transformó la palabra Mascalzone en Pasaporte. Supongo que la coincidencia en las vocales en ambas canciones puede haber sido una causa. En fin, fue un afortunado chispetazo de inspiración. 

Como paso seguido, la palabra Latino se transformó en Latinoamericano así porque sí.

Ya con mi concepto y mi título, PASAPORTE LATINOAMERICANO, el desarrollo de la canción surgió en seguida de manera natural. Pensé en los muchos latinoamericanos que emigran a Estados Unidos y se enfrentan con el shock cultural de tener que manejarse en un idioma que no entienden, con costumbres y comidas que no son las suyas, trabajando en lo que aparezca  para progresar.  Si bien son inmigrantes latinoamericanos en los Estados Unidos (legales o ilegales, les hablo a todos), el recién llegado le dice a los latinoamericanos que ya llevan tiempo en norteamérica: “…no mires de dónde vengo, soy latino y nada más, compartiendo en tierra extraña una nacionalidad. Pasaporte Latinoamericano”.

No importa de cuál país caribeño, centro o sudamericano lleguemos, en Estados Unidos los latinoamericanos compartimos raíces, sueños música y cultura. Por eso PASAPORTE LATINOAMERICANO es un llamado a la solidaridad y al apoyo entre los latinoamericanos en EU.

La narrativa de PASAPORTE LATINOAMERICANO está contada desde la primera persona: ‘el yo.’ Esta es su situación explicada en un español sencillo, sin regionalismos para no excluir a nadie:

Salí en una noche negra,  de mi amada tierra
una mano alante una mano atrás.
Salvo muchos sueños, no me traje nada más.

Y llegué a esta tierra sola,  donde soy extraña.
Tierra del hamburguer y del hot dog.
Se habla diferente.  No se siente  igual el sol.

La expresión “una mano alante una mano atrás” significa que emigró sin dinero o recursos: con lo puesto. El idioma y la dificultad para comunicarse en inglés, la cultura desconocida, los tipos de comida y hasta el clima le son ajenos. No está fácil la cosa.

La siguiente estrofa sirve de puente que nos lleva al coro, y aquí el protagonista comienza a hablarle directamente a los latinos que ya llevan tiempo en EU, pidiendo una solidaridad basada en sus raíces comunes.

Las reglas del juego no conozco bien.
Posiblemente al principio a ti te pasó tambien.
No mires de dónde vengo,  soy latina y nada más.
Compartiendo en tierra extraña una nacionalidad.

Si esto fuera un film, la sección del coro iría sincronizada con imágenes presentando la diversidad de tipos y fisonomías de los latinoamericanos en EU: trabajando, estudiando, interactuando en armonía.

Pasaporte latinoamericano…
Miles de caras y almas buscando paz y progreso.
Tenemos los mismos suenos   ¿Ves cuánto nos parecemos?

Pasaporte latinoamericano…
Nicaragua y Puerto Rico.  Mejicanos y cubanos
queriendo echar pa’delante   con esfuerzo y con trabajo.

En el 2do verso, pasé de usar los nombres de los países (Nicaragua y Puerto Rico) a emplear gentilicios (mejicanos y cubanos) por ser algo inesperado.

Pasaporte latinoamericano…
En la cumbia y el joropo.  En la samba y la guaracha,
y en la salsa,  oye mi hermano,
con el mismo idioma hablamos, sentimos, luchamos …
Como un solo pueblo latinoamericano.
Si no lo hacemos nosotros,  entonces quién va a ayudarnos.

En esta estrofa, que parece ser un 3er coro al comenzar, nuestras músicas representan a nuestras culturas y funcionan como dialectos rítmicos que nos conectan. La intensidad evoluciona hasta llegar un crescendo para presentar el resumen del mensaje: nos toca a nosotros apoyarnos mutuamente, como un solo pueblo que somos.

En ocasiones, cuando escribo canciones que se convertirán en salsas, yo doy ideas para los soneos. En el caso de PASAPORTE LATINOAMERICANO esto definitivamente tenía que ser así porque yo quería seguir desarrollando otras ideas de unidad, esperanza y la encomienda de mantener viva nuestra cultura en las nuevas generaciones que progresarán en Estados Unidos.

CORO: Tu yo yo somos hermanos, tenemos Pasporte Latinoamericano.
CELIA: Que cómo,  puedo mezclar ron con frijoles y tango…
¿Que si yo tengo permiso?   Pasporte Latinoamericano.
CORO: Tu yo yo somos hermanos, tenemos pasporte latinoamericano.
CELIA: Ay hermano, por Dios no te rajes,
hay que remar todos juntos
pa’ demostrar que el latino quiere labrarse un futuro.

CORO: Tu yo yo somos hermanos, tenemos Pasporte Latinoamericano.
CELIA: Cuando la Guantemera se encuentra con los mariachis
CORO: …Tenemos pasporte latinoamericano.
CELIA: Se suelta el Alma LLanera para volar por Miami.
CORO: Tenemos Pasporte Latinoamericano.
CELIA: Quiero que mis hijos vayan progresando sin olvidar que…
CORO: Tenemos Pasporte Latinoamericano

LA MUSICA

Mi querido amigo, el maestro Angel Cucco Peña, fue mi partner en la composición de esta canción también. Compositor, músico, arreglista y director de grandes ligas: ¡qué suerte haber podido escribir con él de manera tan repetida en estos años! La clave la aprendí de Cucco. Y no hubo letra mía que él no convirtiera en una canción que me sorprendiera y me encantara.

Tu manera magistral de abordar cada proyecto me hizo ver que siempre tenías la fórmula perfecta combinando talento, swing, imaginación y sensibilidad. Gracias, Cucco, por Pasporte Latinoamericano y las más de 100 canciones que hemos escrito juntos. ¡Y, sobre todo, gracias por tu amistad!

A continuación verás la letra completa de PASAPORTE LATINOAMERICANO y sus créditos autorales y editoriales.

.

PASAPORTE LATINOAMERICANO
(Letra: Guadalupe García García / Música: Angel –Cucco- Peña)

Salí en una noche negra,  de mi amada tierra
una mano alante una mano atrás.
Salvo muchos sueños, no me traje nada más.

Y llegué a esta tierra sola,  donde soy extraña.
Tierra del hamburguer y del hot dog.
Se habla diferente.  No se siente  igual el sol.

Las reglas del juego no conozco bien.
Posiblemente al principio a ti te pasó también.
No mires de dónde vengo,  soy latina y nada más.
Compartiendo en tierra extraña una nacionalidad.

Pasaporte latinoamericano…
Miles de caras y almas buscando paz y progreso.
Tenemos los mismos suenos   ¿Ves cuánto nos parecemos?

Pasaporte latinoamericano…
Nicaragua y Puerto Rico.  Mejicanos y cubanos
queriendo echar pa’delante   y con esfuerzo y con trabajo.

Pasaporte latinoamericano…
En la cumbia y el joropo.  En la samba y la guaracha,
y en la salsa,  oye mi hermano,
con el mismo idiona hablamos, sentimos, luchamos …
Como un solo pueblo latinoamericano.
Si no lo hacemos nosotros,  entoncesquién va a ayudarnos.

Pasaporte latinoamericano…
Miles de caras y almas buscando paz y progreso.
Tenemos los mismos suenos   ¿Ves cuánto nos parecemos?

Pasaporte latinoamericano…
Nicaragua y Puerto Rico.  Mejicanos y cubanos
queriendo echar pa’delante   y con esfuerzo y con trabajo.

(SE REPITE EL CORO.)

CORO: Tu yo yo somos hermanos, tenemos Pasporte Latinoamericano.
CELIA: Que cómo,  puedo mezclar ron con frijoles y tango…
¿Que si yo tengo permiso?   Pasporte Latinoamericano.
CORO: Tu yo yo somos hermanos, tenemos pasporte latinoamericano.
CELIA: Ay hermano, por Dios no te rajes,
hay que remar todos juntos
pa’ demostrar que el latino quiere labrarse un futuro.

Moña

CORO: Tu yo yo somos hermanos, tenemos Pasporte Latinoamericano.
CELIA: Cuando la Guantemera se encuentra con los mariachis
CORO: …Tenemos pasporte latinoamericano.
CELIA: Se suelta el Alma LLanera para volar por Miami.
CORO: Tenemos Pasporte Latinoamericano.
CELIA: Quiero que mis hijos vayan progresando sin olvidar que…
CORO: Tenemos Pasporte Latinoamericano

c 1999 Milenio Music Publishing, Inc. (ASCAP) Adm. By WB Music (ASCAP) / Altamar Music (ASCAP)
(Editora original:  c 1992 Private Pleasure Music, Inc. –ASCAP-)
info@guadalupegarciagarcia.com

1994: PASAPORTE LATINOAMERICANO Y LA GUARACHERA DEL MUNDO

Cuando se escribe una canción, nunca se sabe quién teminará grabándola. En un principio pensé que esta canción sería para Luis Enrique, pero el terminó grabando QUIMICA PERFECTA (que también escribí con Cucco Peña) como parte del disco ‘Obsesiones’ de la muy popular estrella mejicana Yuri.

Al llegar el 1993 con la feliz noticia de que Celia Cruz grabaría para el sello RMM, este proyecto se convirtió en prioridad para Cucco y para mí. Escibimos otra canción especialmente para ella y ya estábamos listos para enviarsela, junto con PASAPORTE LATINOAMERICANO.

Nosotros no teníamos la dirección de la casa de Celia, ni algún contacto directo a ella, así que deberíamos enviar el demo a la oficina de RMM en Nueva York. Yo me imaginaba el proceso de selección de repertorio en un gran salón de RMM,  y visualizaba una mesa con mil cassettes para escuchar,  y entre ellos, como uno más:  el nuestro. Horror. Yo quería encontrar una forma de que el nuestro sobresaliera y me rompía la cabeza pensando cómo lograrlo.

Entonces me entero de que Celia está en San Juan,  porque esa noche se estrenaba la película ‘Mambo Kings’ en Puerto Rico,  y dado que ella tenía un papel en dicho film,  estaba aquí de promoción con el elenco .
¡Gracias,  Papa Dios!   …Pero ir al evento, en el cine, no me sonaba como una opción segura para entregarle el cassette, se podía perder o quizás ni siquiera pudiera llegar hasta ella.

Plan B: Esa tarde de verano del 1993 fui corriendo al estudio de Cucco y preparé el cassette.  Después de un par de llamadas supe en cuál hotel se quedaban Celia y su esposo.  Con el demo listo,  me fui a la tienda González Padín y compré una azucarera de cristal grande y bonita.  Arranqué para mi casa,  la llené de azúcar morena,  metí el cassette (envuelto en papel para que no se dañara),  empaqueté la azucarera y preparé una postal donde dibujé un montoncito de azúcar y escribí algo así como:  “Estimada Doña Celia:  con mucho cariño y admiración, aquí le enviamos este tema  para poner nuestro granito en su producción.  Atentamente…  Cucco Peña y Guadalupe García García”  Se lo dejé en el hotel,  y dormí con los dedos cruzados.

Al otro día,  como a las 11:00 AM,  llamo al hotel para verificar que el paquete había llegado a su destino. No tenía grandes esperanzas de que me fueran a comunicar con su cuarto pues no me conocían y, además, porque los artistas se protegen mucho y regularmente no admiten llamadas.

Para mi sorpresa, los Knight eran personas muy sencillas y accesibles, y mi llamada pasó a su habitación sin obstáculos.  Contestó el esposo de Celia, Pedro,  quien repetía en voz alta lo que yo decía y mi deseo de hablar con Celia -evidentemente para que ella escuchara y le hiciera señas de si aceptaba conversar o no-,  y al decir mi nombre,  yo escucho al otro lado del teléfono y con ese acento cubanazo tan suyo:  “Ay,  chico,  si esa es la señora de las canciones en la azucarera.  Déjame hablar con ella…”

Fue un detalle muy bonito que ella misma se pusiera al teléfono.  Hablamos unos minutos. Era una dama muy amable y tan dulce como su ‘azúcar’.  Le conté de qué trataba la canción y le gustó la idea porque se dirigía a todos los latinos en Estados Unidos. Me dijo que escucharía el tema apenas llegara a Miami,  pero que en el proceso de selección se envolvían otras personas, así que no me garantizaba nada. Y me dijo que se llevaba la azucarera para su casa, de recuerdo porque le pareció un detalle simpático de parte nuestra.

Si la historia hubiera acabado allí, sólo por experimentar de primera mano la sencillez y simpatía de esta mujer tan especial,  ya yo me sentiría  super dichosa.  Pero,  además,  Celia Cruz terminó grabando nuestra canción PASAPORTE LATINOAMERICANO, como parte de su producción del 1994 Azúcar Negra. (Tres años después, y ya  directo a su casa, Cucco y yo le enviamos nuevas canciones nuestras para su producción Mi Vida Es Cantar / RMM 1998. Nos grabó SIENTO LA NOSTALGIA DE PALMERAS y “Homenaje a Lola Flores”, dos canciones que escribimos especialmente para ella.)

Posteriormente PASAPORTE LATINOAMERICANO fue seleccionada para formar parte de la banda sonora de la película ‘Nueba Yol’ estrenada en  1996.

Cuando escribí la letra de PASAPORTE LATINOAMERICANO nunca imaginé que, gracias a ella, conocería a la querida Guarachera del Mundo,  la eterna Celia Cruz. Sin duda, uno de los recuerdos más felices de mi carrera como compositora.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *