Canción grabada

A VECES ME PREGUNTO (Sergio George y Guadalupe García García)

A VECES ME PREGUNTO (Música: Sergio George / Letra: Guadalupe García García)

Año 1999.  Nueva York.

El gran Sergio George planifica la 3ra producción de su grupo DLG (Dark Latin Grove). Me llama para ponerle letra a una melodía que él acaba de terminar para el grupo. Pero tiene un pedido particular: usar la palabra “carajo”. ¿Que si me interesa el reto? ¡Vamos allá!

Soy Guadalupe García García, y si quieres saber cómo escribí la letra para la canción A VECES ME PREGUNTO sigue leyendo aquí.

Si tú también escribes canciones, o quieres aprender más sobre este tema, creo que te gustará este artículo. Para obtener la letra de A VECES ME PREGUNTO con las anotaciones sobre las estrofas, la métrica de los versos y las rimas, presiona aquí para bajar el  PDF

La primera canción que escribí con Sergio George fue DICEN QUE SOY en 1994, para la Princesa de la Salsa: La India. La canción le dio título a su álbum y se ha convertido en la “carta de presentación” de esta cantante fuera de serie con proyección mundial. Después siguieron otras colaboraciones, escribiendo él la música y yo la letra. Sergio vive en Nueva York y yo en Puerto Rico, así que todo lo trabajamos mediante llamadas telefónicas, faxes y CDs.

UNA CANCION POR ENCARGO PARA DLG
En el 1995 Sergio creó el impactante sonido de DLG (Dark Latin Groove). La combinación de reggae, hip-hop merengue, bachata, rap y el particular concepto de salsa de Sergio crearon la plataforma para lanzar al éxito a este grupo, tan único que hasta el día de hoy sigue siendo un ícono.

Para esta nueva producción (la 3ra y última del DLG original), Sergio quería hacer algo muy específico con una melodía suya. Según recuerdo, nuestra conversación telefónica fue algo así:

–  “Oye, Lupe, quiero escribir para Huey Dumbar una canción que diga ‘carajo’. ¿Qué te parece?”
–  “Sergio, si está justificado, ¿por qué no?’’
–  “Tengo una melodía y una idea para la letra. Es un tipo que ya no sabe que más hacer para que la mujer que él quiere le haga caso. Y está ya enfogona’o…”
–  “Un tema de despecho… Bueno mándame el demo para ver qué me dice la música…”

Cuando escuché la melodía, más que rabia, la música me comunicaba frustración y dolor. Me dejé llevar por esta visión y terminada la letra, se la envié a Sergio. Como acordamos desde nuestra primera colaboración, si no le gustaba lo que yo había escrito, yo escribiría otra letra. ¿El resultado final? Como ven, a mi letra no la mandó al carajo.

ASI ESCRIBI LA LETRA
Muchas personas me preguntan qué surge primero, la música o la letra. En realidad, cada canción tiene su propio proceso.

Cuando el o la compositora son también letristas, puede surgir la melodía o la lírica primero, porque sienten comodidad trabajando en ambas áreas a la vez. Si no tienen esa flexibilidad creativa y sienten más solidez en una de las áreas, regularmente desarrollan primero la que dominan mejor.

En mi caso, yo siempre estoy buscando ideas y escribiendo letras. Por eso, la mayoría de las veces yo le envío a los compositores letras que ya tengo terminadas, según sea el proyecto. También puedo escribir de acuerdo con una idea que me pidan. En este caso, Sergio ya tenía la melodía y yo trabajé en base a ella.

Cuando se juntan un grupo de letristas y compositores a trabajar juntos en persona, la química y la naturaleza del proyecto dictan el proceso. Como ven, cada caso es único.

Volviendo a A VECES ME PREGUNTO, yo comencé por escuchar sin preconceptos la melodía (sin nombre aún) de Sergio. Me dejé llevar por el sentimiento y lo que me transmitió la melodía fue frustración y coraje frente a un estado intenso de incertidumbre.

Me imaginé a un hombre solo, desvelado e inquieto, que camina y fuma constantemente en su apartamento haciéndose mil preguntas sobre la mujer que ama. Su mente da vueltas y vueltas todo el tiempo en torno a estas dudas. Yo sentí la estructura de la melodía como si fuera un espiral con diferentes grados de intensidad o drama, y me transmitió que no debería haber una conclusión de la historia en la letra. El protagonista comienza y termina con las mismas preguntas dando vueltas en su mente.

En mi película mental yo no la veía a ella frente a él (aunque él le habla directamente a ella.) Ahora me doy cuenta que igualmente ella podía estar allí, escuchando los reproches de este hombre. (Pero, la presencia o ausencia de ella no altera el resultado de la historia, porque todo se queda en preguntas por parte de él.)
…Pienso mucho y duermo poco o casi nada
y te extraño tanto tanto que no sé
en mi mundo de preguntas sin respuestas
si soy solo un pasatiempo de tu piel.

Yo veo cada canción como un pequeño cuento. Tengo que inventarme y entender las motivaciones de el o la protagonista y sus circunstancias, de lo contrario no voy a poder comunicar una historia coherente y convincente. Y quien cante finalmente la canción recibirá solo una colección de palabras sin mucho sentido. Inventar una historia es un recurso usado por muchos compositores. Si quieres escribir canciones, te lo recomiendo también.

La segunda estrofa sigue la misma métrica de la primera y melódicamente nos hace sentir que la frustración va en crescendo y siguen las dudas del protagonista:
…A veces me pregunto si me amas
o soy tan sólo un juego para ti.
A veces me pregunto si te importo
o ya tú decidiste olvidarte de mí.

Sergio pasó directamente de las dos primeras estrofas al coro, y el sentimiento que percibí en esta sección era de rabia grande. Por eso el coro era el sitio perfecto para acomodar la palabra “carajo” de una manera que fuera natural dentro de la narrativa. Yo no quería usar la palabra en el título porque podía ser una complicación para que la canción lograra la difusión en radio, pero “carajo” sí debía estar en un espacio que comunicara con fuerza la frustración y coraje del enamorado:
A veces me pregunto: si me amas
por qué me hieres tanto tanto así.
A veces me pregunto si te amo
o yo mando al carajo… mi amor por ti
y te arranco de mí. Aaaaa…
Repetir esta conclusión le da fuerza a lo que piensa el protagonista y la lamentación refleja su dolor:
…Y te arranco de mí Aaaaa…

Sergio decidió volver en este punto a la misma estructura de las 2 primeras estrofas, pero en su arreglo calmó un poco el tono de frustración que comunicó antes. Después vuelve a escalar en la siguiente estrofa. Esto me pareció perfecto, porque en situaciones como la del protagonista son usuales estos sube y bajas entre el coraje y los momentos de intensidad menor de la frustración. Yo repetí la misma letra de una estrofa anterior para enfatizar que él se hace las mismas preguntas una y otra vez:
…A veces me pregunto si me amas
o soy tan solo un juego para ti.
A veces me pregunto si te importo
o ya tú decidiste olvidarte de mí.

En su 4ta estrofa Sergio sube la intensidad  otra vez. En cuanto a la letra, yo decidí describir la fidelidad del protagonista con una metáfora que comunica que él sí está entrega’o y es fiel (lo cual lo hace sentirse bastante estúpido):
..A veces me pregunto de qué vale
guardar todos mis besos para ti.

Había cerrado esta estrofa con estos versos: “…A veces me pregunto si te importo pero eres un misterio para mí…” Despues de terminada la letra me di cuenta que “misterio” no era una palabra suficientemente fuerte y la cambié por “enigma”.  Me pareció que “misterio” es algo que uno acepta como indescifrable y ya no le da más vueltas al asunto. Pero “enigma” me hacía pensar en algo obsesivo rayando en masoquismo: algo en lo que uno  persiste aunque no convenga. Yo creo que esta palabra va mejor con la trama y con los personajes de la canción, y le da un toquecito especial a la historia. Por eso siempre reviso mis letras varias veces antes de “cerrarlas”, por si hay algún detalle que mejorar.
A veces me pregunto si te importo
pero eres un enigma para mí.

Por última vez se repite el coro, y volvemos a la misma pregunta:
A veces me pregunto: si me amas
por qué me hieres tanto tanto así.
A veces me pregunto si te amo
o yo mando al carajo… mi amor por ti.

(Nota: cuando Huey Dumbar canta la canción en sus presentaciones, ¡el gusto que se da el público cantando “o yo mando al carajo mi amor por ti” es pura catarsis!)

El coro que escribí termina aquí pero no la grabación de DLG que, siguiendo el formato de la salsa, tiene su  sección de coros (o pregones) y soneos que siguen elaborando el mensaje de la canción. Esta sección usualmente es compuesta por el cantante (si es sonero), y el arreglista o músicos. Lo cierto es que este segmento no es parte de la canción original. No está escrito por mí y por tanto prefiero no discutirlo aquí.

A continuación verás la letra completa de A VECES ME PREGUNTO y sus créditos autorales y editoriales.

.

A VECES ME PREGUNTO
(Mús: Sergio George / Let: Guadalupe García García
)

Pienso mucho y duermo poco o casi nada
y te extraño tanto tanto que no sé,
en mi mundo de preguntas sin respuestas
si soy sólo un pasatiempo de tu piel.

A veces me pregunto si me amas
o soy tan sólo un juego para ti.
A veces me pregunto si te importo
o ya tú decidiste olvidarte de mí.

CORO
A veces me pregunto si me amas
por qué me hieres tanto tanto así.
A veces me pregunto si te amo
o yo mando al carajo mi amor por ti
y te arranco de mí.
Y te arranco de mí.  Aaaaa

(PUENTE MUSICAL.)

A veces me pregunto si me amas
o soy tan sólo un juego para ti.
A veces me pregunto si te importo
o ya tú decidiste olvidarte de mí.

A veces me pregunto de qué vale
guardar todos mis besos para ti.
A veces me pregunto si te importo
pero eres un enigma para mí.

CORO
A veces me pregunto si me amas
por qué me hieres tanto tanto así.
A veces me pregunto si te amo
o yo mando al carajo mi amor por ti.

c 1999 Milenio Music Publishing, Inc. (ASCAP) Adm. By WB Music (ASCAP) / Sir George Music (ASCAP)
info@guadalupegarciagarcia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *