Canción grabada

SIENTO LA NOSTALGIA DE PALMERAS (Guadalupe García García / Angel – Cucco- Peña)

SIENTO LA NOSTALGIA DE PALMERAS (Letra: Guadalupe García García / Música: Angel – Cucco- Peña)

ASI NACIO LA LETRA

En 1997, el maestro Cucco Pena y yo estábamos trabajando en canciones que queríamos presentar a la gran Celia Cruz para su producción del 1998. Tres años antes ella nos había grabado la canción PASAPORTE LATINOAMERICANO y, naturalmente, queríamos repetir.

La nostalgia por su Cuba natal siempre había sido tema vivo en el repertorio de Celia y decidí abrir mi mente para crear algo dentro de esa temática. Entonces se me ocurrió una imagen: recortadas frente a un cielo azulito, los penachos de varias palmas se agitaban suavemente, como si despidieran a los que se fueron. ¿O será que en realidad saludan y anticipan un añorado regreso a la patria…?

Bienvenid@ a mi blog. Mi nombre es Guadalupe García García y soy letrista. Aquí te cuento cómo escribí la letra de la canción SIENTO LA NOSTAGIA DE PALMERAS. 

Si tú también escribes canciones creo que disfrutarás doblemente de este artículo. Para obtener la letra de SIENTO LA NOSTALGIA DE PALMERAS con las anotaciones sobre las estrofas, la métrica de los versos y las rimas, presiona aquí para bajar el PDF.

En este proyecto, zarpo con 2 cubanas a bordo: Celia y yo misma. Yo nunca le había escrito una canción a Cuba, donde nací. Salí muy pequeña de la Isla y en realidad no tengo muchos recuerdos. (Mi vida en Puerto Rico ha sido muy buena, con mucho cariño porque este pueblo es así: todo corazón.) Solo a través de fotos, pinturas, películas y relatos tengo una imagen de cómo deben ser sus playas, sus colores, sus montañas y la vegetación.

La imagen en mi mente de los penachos agitándose me inspiró el título: SIENTO LA NOSTALGIA DE PALMERAS. Este verso se convirtió también en el primero de las estrofas, planteando el motivo de la canción. Una descripción de las cosas añoradas iría conformando las estrofas: todo muy gráfico e idílico.
Siento la nostalgia de palmeras…
De un danzón silbándome en la brisa…
Nostalgia de un mar azul y verde
con calidez de manos que acarician.

Estos dos últimos versos me gustan mucho porque la imagen de las manos que acarician y la sensación de calidez me transmitían un ángulo muy maternal: la Isla era un ser femenino y nutritivo que cuidaba de sus hij@s.

Algo importante que determinó el título SIENTO LA NOSTALGIA DE PALMERAS (que también usé para comenzar las estrofas) fue el largo de los versos. Para que hubiera un equilibrio y un ritmo fluido sentí que yo no podía alternar versos largos con cortos: era natural mantener la misma métrica. Por eso todos los versos tienen 10, 11 ó 12 silabas. El uso de palabras llanas en sus terminales contribuyó también, evitando la contundencia de las palabras agudas y el sonido distrayente de las esdrújulas. Creo que así suena todo como un arrullo.
Siento la nostalgia de palmeras…
de un verdor que embriaga los sentidos.

Todo es color y exuberancia en esta naturaleza que regala su belleza sobrenatural. De las costas me voy al interior:
Añoranzas de montañas habitadas
por las flores que había en el Paraíso.

Para romper la forma en la siguiente estrofa (llamémosla “coro”, aunque para mi es más bien un puente) yo cambié el largo de algunos de los versos:
Siento la nostalgia de mi tierra,
de una manera intensa.
de una manera eterna…
Porque hasta el día que yo vuelva,
siempre seré extranjera…
Siempre seré extranjera.

Creo que Celia, aunque era muy querida en decenas de países, siempre sintió que su “casa” era otra. Su hogar era Cuba y pero no podía volver. Muchas personas que conocen esta canción, y que no pueden volver a su país, me han dicho que se identifican con este sentir. Puede que no añoren palmeras y mares, sino inviernos y chimeneas, pero el concepto de no estar en su tierra y ser extranjer@ es el mismo.

Tras un puente musical repetimos la segunda estrofa otra vez y el “coro”, para llegar a la conclusión. En la última estrofa decidí romper la fórmula que usé al principio de la canción y variar las métricas para acentuar el mensaje. Y al compositor le permitiría añadir contraste a la melodía.

Aquí incluí la imagen que dio pie a esta canción: las palmeras agitándose como pañuelos. Quería terminar esta canción en una nota positiva: volver se daría un día. Entonces, los penachos que antes despidieron a los que se fueron, se volverían a agitar dando la bienvenida los que regresaban: a Celia, a mis padres, a los padres y a abuelos de mis amig@s, a los que se fueron y que yo no conocía pero que sentían igual. La Isla los recibía de vuelta porque no los había olvidado nunca. Las palmeras decían lo que todos los que no están en su país quieren escuchar: estás en casa… por fin.
Siento la nostalgia de palmeras
agitándose en el viento cual pañuelo.
Despidiéndose de mí cuando me fuí…
Cuando me vean llegar,
me reconocerán
y me saludarán…
El día de mi regreso.

Yo quería que este último verso “…el día de mi regreso…” fuera un final feliz para la canción y esperanzador para los emigrantes que la escucharan. Es la ultima idea que transmite la letra: el regreso como algo que se dará. Eso es lo que yo quise transmitir.

LA MUSICA

Terminada la letra arranqué para la casa de Cucco Peña porque él tenía que ser mi coautor en este viaje de nostalgia para Celia Cruz.  Yo sabía que a Cucco le iba a llegar al corazón esta letra y que la iba a entender enseguida. Con solo leer el título, Cucco se enamoró de la idea y con toda esa sensibilidad suya creó esta canción tan especial para mí. Gracias, Cucco, por SIENTO LA NOSTALGIA DE PALMERAS.

Una nota final: Celia, también sentimos nostalgia por ti. Gracias por todo. Nunca te olvidaremos.

.

SIENTO LA NOSTALGIA DE PALMERAS
(Let: Guadalupe García García / Mús: Angel-Cucco-Peña)
Grabada por Celia Cruz, en el álbum “Mi vida es cantar”, del 1998.

Siento la nostalgia de palmeras…
De un danzón silbándome en la brisa…
Nostalgia de un mar azul y verde
con calidez de manos que acarician.

Siento la nostalgia de palmeras…
de un verdor que embriaga los sentidos.
Añoranzas de montañas habitadas
por las flores que había en el Paraíso.

CORO: Siento la nostalgia de mi tierra,
de una manera intensa.
de una manera eterna…
Porque hasta el día que yo vuelva,
siempre seré extranjera…
Siempre seré extranjera.

(PUENTE MUSICAL.)

Siento la nostalgia de palmeras…
de un verdor que embriaga los sentidos.
Añoranzas de montañas habitadas
por las flores que había en el Paraíso.

CORO: Siento la nostalgia de mi tierra,
de una manera intensa.
de una manera eterna…
Porque hasta el día que yo vuelva,
siempre seré extranjera…
Siempre seré extranjera.

Siento la nostalgia de palmeras
agitándose en el viento cual pañuelos.
Despidiéndose de mí cuando me fuí…
Cuando me vean llegar,
me reconocerán
y me saludarán…
El día de mi regreso.

c 1999 Milenio Music Publishing, Inc. (ASCAP) Adm. By WB Music (ASCAP) / Altamar Music (ASCAP) (Editora original: c 1995 Private Pleasure Music, Inc. –ASCAP-)
info@guadalupegarciagarcia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *